INOCENCIA

A veces, hay miradas limpias, claras, que sólo miran. Sonrisas abiertas, espontáneas, que sólo ríen…

Otras veces, el fantasma de la apariencia se inmiscuye y enturbia la mirada, difumina la sonrisa… Sólo la inocencia mira y ríe libremente.

¿Cómo volver a ser inocente?

La inocencia no puede buscarse.

La inocencia no busca ser inocente, no conoce ni siquiera el nombre, no se sabe inocente.

¿Por qué tuve que aprender “lo que es la inocencia”? Justo en el momento en que pude definirla, la perdí, y al empeñarme en buscarla, me doy cuenta, de que la búsqueda nunca puede ser inocente… eterna espiral que me adentra en el laberinto.

Por eso, sólo quiero un instante, aquí en el laberinto, un minúsculo e inapreciable instante para soltar los nombres, después de haberlos tenido, soltarlos todos y dejar que la risa surja como quiera, cuando quiera, sin explicación, sin razón… y que la mirada mire, y se asombre para seguir mirando y asombrándose, sin saber por qué o de qué… un instante, sólo un instante donde nacer de nuevo, nacer sin nombre, inocente y plena, aquí y ahora.

Publicado en Blog | 3 comentarios

INSTANTE ETERNO DE CREACIÓN

Aquí estoy,

en este instante eterno de creación, concretando infinito, respirando eternidad.

Aquí estoy,

en el principio y el fin de todas las cosas. Tan simple y tan complejo este instante fugaz y eterno.

Aquí soy,

lo ilimitado en un límite, lo sutil densificado, fraccionado lo indivisible, el Todo necesitado.

Aquí soy,

la posibilidad imposible, el pensamiento impensado, el caos organizado, el vacío rebosando, la plenitud incompleta, el Amor abandonado.

Aquí estoy, aquí soy,…. Silencio…. En este instante eterno de creación.

Publicado en Blog | Deja un comentario

SANAR EL INCONSCIENTE SOCIAL

       La necesidad de integrar la sombra, de unificarnos, de buscar condicionamientos ocultos que marcan nuestra experiencia, se ha ido ampliando poco a poco, casi sin darnos cuenta, aunque en estos últimos tiempos la aceleración del proceso es muy significativa.

Hemos estado muchos años sumergiéndonos en nuestro inconsciente individual para sanar traumas de la infancia y comprender nuestra historia.

A lo largo de los años han ido surgiendo numerosos métodos para abordar dicha empresa. Surgen como respuesta a la necesidad cada vez más intensa de buscar una solución a esos conflictos personales que condicionan el vivir cotidiano y marcan eso que llamamos personalidad.

Llegado un momento, cuando la indagación en el inconsciente individual está ya suficientemente generalizada, normalizada e integrada, empieza a aparecer un interés creciente en el conocimiento del inconsciente familiar, de las historias, aventuras, experiencias, gracias y desgracias vividas por la saga a la que se pertenece, para así poder comprender mejor la propia experiencia presente, y lo que es más importante, poder sanar heridas abiertas que se han mantenido ocultas.

Ante esta necesidad aparecen nuevas herramientas, nuevos métodos que ayudan a profundizar y aceleran enormemente el proceso.

Ahora que ya son muchos los que se han atrevido a hurgar en el inconsciente familiar reescribiendo su propia historia, empieza a surgir otra necesidad, la de sanar el inconsciente social y también aquí reescribir la historia.

En este sentido, recomiendo la lectura de un libro que me parece sanador para afrontar viejos fantasmas sociales (que no por viejos son menos vigentes) desde una perspectiva distinta. Se trata de “Imperiofobia y Leyenda Negra” de Elvira Roca Barea. Recomiendo su lectura hasta el final, no tiene desperdicio,  con una mente abierta más allá de cualquier prejuicio ideológico. Pero si no es tu momento, déjalo ahí, tal vez en un futuro más o menos lejano te lo vuelvas a encontrar o tal vez no.

Publicado en Blog | 1 comentario

EL SILENCIO ES EL REGALO

A veces, cuando miro un árbol, una flor, el mar, la montaña,… algo me estremece, siento que me ensancho y me inunda la calma… miro esas formas y conecto con algo que me desborda…

Silencio…

Y es que el árbol, la flor, el mar o la montaña, no esconden su Silencio.

La vida está entretejida en el Silencio, siempre disponible, accesible, inaparente y poderoso.

El Silencio es el regalo.

Palabras, explicaciones, formas, experiencias… son sólo el envoltorio.

¡Cuánto tiempo llevamos quedándonos prendidos del envoltorio y desechando el regalo!

Ahora, aquí, en este instante, hazte sensible al Silencio que sostienen estas líneas…¡¡ Ese es el regalo!!

 

Publicado en Blog | 1 comentario

HE SIDO GUERRERA

Yo sé que he sido guerrera luchando en tierras remotas, buscando justicia y luz,

recorriendo caminos ignotos, atravesando bosques, ascendiendo montañas, cruzando
valles y ríos, surcando mares…

He recorrido mil mundos en cientos de siglos de luchas, buscando la paz con mi espada, defendiendo ideales que llenaban mi corazón… He sido guerrera…

Pero el mundo es redondo y cuando alcanzo el punto más lejano, ya sólo puedo acercarme al lugar de partida, para al llegar, descubrir que la única batalla que existe se libra dentro de mí.

Soy la vencedora y la vencida, la lucha y la rendición… Soy la creadora de mundos, el origen y el fin. Universo gestado en la profundidad de las entrañas del vacío infinito, en el abismo sin límite de la nada creadora y creativa… Soy silencio… silencio… y la vida que estalla en sonido, en forma, en movimiento, en colorido…

Y aún sabiendo todo esto, todavía ascienden negruras de profundidades insondables… las dejo que afloren, sin moverme, sin dejar que me arrastren, porque también sé que sólo son una vuelta más de tuerca, una nueva sutileza para pulir la conciencia en la manifestación.

He sido guerrera… pero vuelvo a casa y ahora,…. Ahora sólo soy  abrazo sin límite que abraza la vida… abierto,… suelto…

 

Publicado en Blog | 1 comentario

PERCEPCIÓN

¿Qué puedo recibir? ¿Qué puedo descubrir?

El aire tan cargado de sorpresas, olores, pensamientos y suspiros, partículas de sueños, primaveras o inviernos.

Me dejo envolver y así me pierdo, es como diluirme en el espacio abierto, dejar que me traspase y ser yo misma el viento que recibe y se da al mismo tiempo.

¿Qué tengo que mirar? ¿Qué puedo percibir?

Colores infinitos que me llegan de las flores y el cielo, de la tierra callada, de tu cara, el intenso arco iris que me deja tu mirada. El tronco de los árboles, las piedras, los pájaros, el cielo y las estrellas… Las calles, las ciudades, bellezas y miserias que me llegan pintadas de colores y en relieve.

Es como si al mirar me deshiciera y fuera a formar parte de todo lo que viera.

¿Qué tengo que escuchar? ¿Qué puedo oír?

El ruido de los hombres. El susurro del viento entre las hojas, el murmullo del agua, el incesante canto de los pájaros, las voces de la primavera y del otoño, con su crujir de hojas secas.

Y aquellas otras voces que se quejan, que lloran o se alegran, que cantan o se callan, que sueñan en voz alta o desesperan sintiendo que no hay nadie que las quiera.

Las oigo y soy sonido como ellas, y al ser sonido vuelo, ingrávida y ligera.

¿Qué tengo que oler? ¿Qué puedo distinguir con mi nariz?

El olor a azahar en primavera, el camino humedecido por las primeras lluvias del otoño, el salitre del mar, la arena, el asfalto de las carreteras, el pan recién cocido, el olor de mi niñez escondido en un armario, la leña en la chimenea… el aroma de la vida que se estrena, el olor de la ilusión y de la pena, de los sueños, del camino, de las manos que se ayudan y se estrechan, el olor de la traición y el de la coherencia… Sutiles fragancias que nos llegan cargadas de sensaciones que un día, se escaparon escondidas en olores y han vagado fugitivas desde entonces.

Y siento que me hago aroma de las flores, que toda yo soy olor con los olores y recibo y me doy, y dejo de ser y soy.

¿Qué tengo que tocar? ¿qué puedo distinguir con estas manos?

La suavidad de un pétalo de rosa, el frío del cristal, la tibieza de la vida que respira, la ternura de la hierba recién nacida, la aspereza cálida de la tierra que se deshace en mis manos, el brillo de las estrellas que se escurre entre mis dedos.

Y me dejo estremecer al rozar tu soledad y tu alegría, al acariciar tus penas, al tocar tu corazón cuando en un descuido, lo dejaste al aire libre desvalido.

Y me convierto en caricia, que experimenta, que siente, que acoge y que regala, gozosa al comprobar, que sólo con mis manos he podido tocar el infinito.

Publicado en Blog | Deja un comentario

QUIERO

alas

Quiero sentir lo que siento. Amar este momento. Rendirme…. Soltar….

Dejar el paso libre a lo que empuja dentro y estar aquí y ahora, en esta eternidad sujeta al tiempo.

Suena el arroyo, los pájaros cantan, las hojas cubren el suelo haciéndolo dorado y tierno, el sol se cuela entre las ramas desnudas y alumbra el sendero, el cielo aporta el azul al colorido, y yo…. respiro.

Quiero dejar de querer para poder disolverme en el momento y SER… sólo SER

Publicado en Blog | Deja un comentario

APARIENCIA

yo-soy-cuando-comprendo-cayetano-arroyo

            Detrás de la apariencia lo descubro, sencillo, simple, claro, manifiesto: lo que ES.

            Oculto en la evidencia para la mirada buscadora, lo que ES se muestra a cada instante en el ahora.

            Sublime sencillez, simple grandeza que no puede encerrarse en la cabeza.

            Me entrego, me abandono, me rindo en el pensar, no lo razono.

            ¡Comprendo! O más que comprender, ¡Veo! lo que Es mostrándose ante mí sin aspavientos, sin vanas pretensiones, minúsculo y grandioso:   ¡¡Manifiesto!!

 

Publicado en Blog | 1 comentario

LA LIBERTAD DE NO SABER

universo-puzle            Toda la vida buscando verdades que me den seguridad, persiguiendo certezas, defendiendo ideas que me afirmen, esgrimiendo razones que me protejan del error del otro… defendiéndome de la eterna amenaza de lo inexplicable que acecha por todas partes.

 Toda la vida construyendo no sé qué donde apoyarme, buscando un puerto seguro al resguardo de las tempestades, donde instalarme en la ilusión de tener algo estable, sólido, definido, invariable… acosada por lo frágil, perseguida por la amenaza de lo cambiante, de lo inestable.

Toda la vida buscando explicaciones, queriendo marcar límites,  contando las estrellas, clasificando átomos, escondiéndome de todo lo que no pueda nombrar, medir, contar, atrapar, mientras la vida se me escurre entre los dedos como el agua que intento agarrar con las manos.

 Hasta que un día por fin me abro al Misterio y me atrevo a decir “No sé”  y acojo la incertidumbre de la mente controladora y ya no tengo la necesidad de proteger nada, de perseguir nada, de defender nada…y entonces… entonces surgen espacios, puedo abrirme a la posibilidad impensada y el Misterio me regala comprensiones que no necesito defender y por primera vez descanso… descanso en la incertidumbre y siento el infinito disponible en la inmensa libertad de no saber.

Publicado en Blog | 4 comentarios

VIVIR LA ENFERMEDAD

piensa-el-cuerpoSiempre que hablamos de enfermedad nos centramos en modos de curación, en una búsqueda constante de encontrar fuera eso que cure cuanto más rápido mejor. Cada cierto tiempo aparece una solución que promete curar, siempre hay testimonios, casos concretos que se curan de manera contundente y espectacular haciendo esto o tomando aquello… pero también una y otra vez nos encontramos que lo que funciona para unos no sirve para otros.

        ¿Qué ocurre? ¿Dónde está eso que determina el éxito o fracaso del tratamiento?

     Tal vez tendríamos que revisar creencias profundas no formuladas sobre la vida y la muerte que están condicionando la experiencia de vivir la enfermedad. Tal vez el giro fundamental esté en descubrir que todas las claves están dentro. Que nada de fuera te cura, aunque todo puede ser un apoyo en tu proceso.

       El cambio radical es interno, es un modo de ver, vivir e interpretar los acontecimientos de la vida, y esto irremediablemente se manifestará fuera, por eso aparecen cada vez métodos, más rápidos, más sencillos, más directos pero que no sirven si no van acompañados de ese cambio interno.

     Por eso te diría que seas sobre todo sincero contigo mismo y desde esa honestidad, desde esa coherencia  siéntete libre para usar cualquier método de curación pero no dependas de ninguno. Ábrete a eso que estás viviendo, afina tu sensibilidad y no castigues innecesariamente tu cuerpo, no decidas desde el miedo, aunque decidas con miedo, cambia internamente tu postura de guerra, de lucha contra ese enemigo que llamamos enfermedad y ríndete, firma una tregua y atrévete a conocerla, a escucharla, incluso a amarla… a lo mejor te sorprende.

      Atrévete a soltar todo lo que sabes de la enfermedad para poder ver  eso que estás viviendo ahora sin hacer de ello  tu identidad. Y date cuenta que enfermedad, curación y salud no son más que perfectas manifestaciones de la vida.

 

Publicado en Blog | 3 comentarios