ABRAZA TU SOMBRA

 

            Abraza tu sombra. ¡Todo cabe! También en el cuerpo social que crece en la dualidad. Cada acontecimiento tiene su opuesto, igual que en ti. ¡Abrázalo todo! Ni siquiera hay que elegir, sólo ¡abrázalo todo!

Si tienes un instante de rabia, abrázala y dale las gracias porque te da la oportunidad de experimentarte en ella, si surge el miedo abrázalo y dale las gracias porque también en el miedo te experimentas, abraza incluso el rechazo que surge, porque también ahí te experimentas.

También en la sociedad, agradece a cada uno el papel que desempeña, porque así la sociedad se experimenta, y cuando seamos capaces de abrazar todos los opuestos, entonces la dualidad habrá sido trascendida en la forma.

No te preocupes por cambiar, cuando nos empeñamos en cambiar acabamos persiguiendo una idea. Como decía Tony De Mello, el deseo de cambiar es enemigo del amor.

Invierte tus esfuerzos en amar las cosas tal y como son, ámate a ti mismo, ama a los que te rodean, ama el mundo, ama la vida y sus circunstancias, tal y como son. El cambio se producirá inevitablemente, en el momento adecuado, es una cuestión de maduración, no de esfuerzo. Todo en la vida cambia, la flor se transforma en fruto, el fruto dará semillas que se convertirán en nuevas plantas… ama lo que es y deja que la vida se cuide de sí misma.

 

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a ABRAZA TU SOMBRA

  1. maricarmen dijo:

    Entre los muchos temas que tocamos en las meditaciones de los miércoles, la propuesta que nos hiciste hace un par de semanas, no podia ser más concreta y util para el día a día: «No intentes cambiar nada, acoge todo con amor, aunque a primera vista parezca que te «chirria». Esa idea las desglosas muy oportunamente en ese comentario, acompañado a una foto que habla por si sola. Enhorabuena una vez más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *