DE LA SEPARACIÓN A LA UNIDAD

Hay dos posiciones fundamentales para relacionarse con el mundo, desde una conciencia de separación o desde una conciencia de unidad.sueños

El Uno se experimenta en la ilusión de la separación. Es necesario que nos perdamos para poder tener experiencias, pero todo está ocurriendo en la unidad, porque sólo hay Uno. Perderse no es otra cosa que identificarse con una parte del todo, dividir la conciencia en sectores, llamando a una parte “yo” , a otra “tu”, “lo otro” , “el mundo”, “Dios”.

Necesitamos este cuerpo para poder experimentar la separación, es decir, creamos la condición necesaria para poder tener una experiencia.

Es como en el sueño, creamos un escenario, una situación para poder vivir una emoción, y para ello nos identificamos con un personaje de ese sueño, pero nosotros somos todo el escenario, no hay ningún otro “yo” que pueda entrar en mi sueño, todo lo que surge en él, lo estoy creando yo,  todo lo que acontece en esa aventura no son más que mis proyecciones, yo soy todo aunque esté identificada con sólo una parte.

¿Y si esto que veo fuera de mi, que llamo realidad,  no fuera sino un sueño?

¿Y si esta circunstancia no fuera sino la condición necesaria creada  para poder experimentarme?

En ese caso ¿para qué huir?, ¿por qué no dejar de escapar, dejar de intentar que cambie, que desaparezca? ¿Por qué no abrirse a esa situación y permitir que nos muestre la verdad que encierra? ¿Por qué no preguntarnos para qué está ocurriendo esto? Y en lugar de pretender modificarlo para que se adapte a nuestras expectativas, rendirnos incondicionalmente, acogerlo… y sólo después hacer lo que tengamos que hacer, sin resistencia, sin violencia interior, sabiendo que no hay nada que nos obligue, que la respuesta, igual que el estímulo, siempre es nuestra.

Mira tu circunstancia, ésta que estás viviendo ahora, mira especialmente eso a lo que te resistes, eso que quieres hacer desaparecer…. Párate y tómate tu tiempo, permítete sentir lo que sientes…

 Y ahora, toma conciencia de que eso es simplemente la condición necesaria para que puedas vivir una experiencia,…. ¡Dale las gracias! Y…suéltalo.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CONFIO EN EL PROCESO DE LA VIDA

indiana1Confío en el proceso de la vida. Me suelto.

Ya pasó el tiempo de la lucha, de las conquistas, de los empeños eternos, los objetivos inalcanzables…. Pasó el tiempo de las derrotas y las victorias, las comparaciones, los buenos y los malos, la razón y el error…

Ya pasó el tiempo del enemigo que acecha por cualquier lado, de la eterna tensión, del miedo…

Ya pasó el tiempo del pequeño yo insatisfecho boicoteador de la vida, de la ambición insaciable, de los espíritus hambrientos…

Ahora es tiempo de soltar, de soltarse… y me suelto y comprendo que no hay nada que pueda controlar.indiana2

Soy llevada, conducida, sólo un hilo conductor que permite que cada pregunta encuentre el camino que le lleve a su respuesta.

Me suelto confiando en la total coherencia de la vida que se crea a cada instante.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LO SAGRADO Y LO PROFANO

niña y tigre            A lo largo de la historia el ser humano siempre ha tenido un lugar reservado para lo sagrado, ese algo valioso, desconocido, poderoso, misterioso… como dice el diccionario “algo que merece un respeto especial y no puede ser ofendido”, en un intento de querer proteger eso que parece que se nos escapa, donde tal vez esté el sentido y el valor de la vida misma. Un lugar donde poder mantener un mínimo contacto con aquello que permanece oculto, protegido de lo prosaico de la  vida vulgar, quizá esperando madurar, como lo hace la semilla en el interior de la tierra.

Para custodiar y mantener ese vínculo con lo sagrado existían los iniciados, chamanes, sacerdotes, gurús… Todo esto ha ido tomando muchas formas distintas según el momento evolutivo y la cultura, pero parece que ahora llega el momento de que se produzca la eclosión de esa semilla,  que comience el despliegue, la manifestación de esa dimensión espiritual… y como sin darnos cuenta, observamos que se expresa en cualquier sitio, ya no hace falta iniciarse, no hacen falta iniciados, una mínima disponibilidad y aflora….

Tal vez sea esa la gran novedad, no hay que hacer grandes cosas, no hay que distinguirse por ser extraordinario, simplemente una ínfima disposición interna y algo nuevo, intangible, inexplicable, más allá de la razón, se va haciendo hueco en la vida vulgar y cotidiana de cualquiera, y comienza una transformación silenciosa, poco aparente, pero enormemente poderosa.

Hablar de “espiritualidad” nos coloca inconscientemente una vez más en la separación, lo espiritual-lo material, lo sagrado-lo profano, por eso yo prefiero referirme a la dimensión espiritual del ser humano, esa que en este momento evolutivo está emergiendo con fuerza.

Se trata pues de integrar esa dimensión con esos otros aspectos con los que estamos más habituados, el físico y biológico, el emocional y afectivo y el mental.

Cuanto más sutil es un aspecto, más poderoso es, por eso la emergencia de esa dimensión espiritual reordena todos los demás aspectos, trasciende esa mente analítica que trocea la realidad.

Quizá lo más significativo sea que no hay una “espiritualidad” aparte de la vida, hay simplemente un descubrimiento de lo sagrado en todo lo que se manifiesta. Esa podríamos decir es la “nueva espiritualidad”, no se trata de nuevas prácticas rituales como una parcela separada, sino de un cambio radical de visión, con la consiguiente transformación total de la interpretación de los hechos y como consecuencia la transformación de la vida.

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

EN EL SILENCIO

gota de agua

En el seminario de meditación Rosa Mary compartió con todos este poema que hizo expresando su vivencia del momento. Como muchos queríais poder leerlo tranquilamente, aquí lo tenéis para que lo disfrutéis, vosotros y todo el que quiera.

 

Me sumergí en el silencio….

Y  me envolvió su perfume.

Me sumergí en el silencio

Y me llenó la quietud.

Me sumergí en el silencio…

Y percibí lo sagrado,

Lo invisible, lo sutil,

Lo frágil, lo delicado.

Me sumergí en el silencio…

Y vi la vida surgiendo

Y comprendí su misterio,

La agitación, el dolor,

La alegría, las tristezas,

El trasiego de los seres,

Los dormidos y despiertos.

Me sumergí en el silencio

Y yo era el ojo que observa,

Sin juzgar…

Era la mirada atenta.

Me sumergí en el silencio

y yo era todo PRESENCIA.

                                                        Rosa Mary de Torres

 

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

SOSTENER LA VIBRACIÓN

PazEs el momento de recordar la función de los “sostenedores de la vibración”. En estos momentos es necesario hacerse consciente, más consciente que nunca y no entrar en el condicionamiento. Mantenernos sin juzgar en nuestro interior, sin alimentar la locura de la separación.

Quédate en quietud y mantén dentro de ti esa vibración de incondicionalidad donde todo cabe. Acoge el dolor pero no lo alimentes con tus pensamientos, deja que el dolor a través de ti se transmute.

No hay pensamiento ni a favor ni en contra, no hay ideas… sólo una conciencia que acoge todo esto y lo vive, sin querer comprender, sin querer acusar, sin querer justificar… sólo dolor sostenido en ese fondo de profunda paz, de infinito Amor…

Sitúate en ese punto de memoria cero y sé capaz de sostener la paz en ti, el Amor en ti, conviértete en un foco estable en medio del desconcierto.

Ya sabes suficiente, no necesitas oír más detalles, más interpretaciones, predicciones ni análisis, no alimentes la curiosidad morbosa, ni el miedo, no consigues nada con ello, en cambio si puedes aligerar el peso de tanto sufrimiento acogiéndolo con una conciencia silenciosa y atenta.

Tú eres el máximo responsable de traer la Paz aquí y ahora, en ti, en lo más profundo de ti, ahora, en este instante…. Sostén la vibración. ¡¡Gracias!!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

AHÍ VIVO, AHÍ VIVES

En la insondable quietud donde el viento agita las hojas, donde respiro, donde me muevo.INMENSIDAD

En el silencio infinito donde los pájaros cantan, donde suenan las palabras, donde el murmullo del mar susurra y la música baila.

En el Amor sin fronteras donde se expresa la vida, donde todo es sostenido, de donde surgen las formas…

Ahí estoy, ahí vivo.

Ahí estás, ahí vives.

Aunque me encuentre perdida, aunque te encuentres perdido, sólo hay encuentro en la quietud donde habitas, sólo silencio en la mente que se agita, sólo hay Amor, sólo Amor, entretejiendo la vida.

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

¿QUÉ HAY QUE HACER?

-Maestro ¿Qué hay que hacer para conseguir la iluminación?

      -Sólo hay dos cosas necesarias, la primera es que no hay que hacer nada.

                       -¿Y la segunda?

                       -La segunda es que trabajes como si no supieras la primera.

Decir que no hay que hacer nada es lo mismo que decir que puedes hacer cualquier cosa.

No hay que hacer nada porque realmente no hay nada que yo pueda hacer para alcanzar la plenitud que ya soy, que está aquí totalmente” hecha”, pero puedo hacer cualquier cosa que permita que “eso que ya está aquí” emerja.

La iluminación, la plenitud está  en la quietud de este momento a la que podemos acceder en un instante, por cualquier puerta, escuchando una música, escalando una montaña, en un momento de cansancio total en que nos rendimos, andando por la calle, sentados en el sofá de casa, meditando, mirando una flor, hablando con un amigo, tomando una cerveza…

Más allá de la condición externa está  ese algo indescriptible, inatrapable, que simplemente surge, como una sensación de que todo es completo, perfecto… eso que emerge cuando la mente se aquieta.

No es pues la acción si no el estado de conciencia que surge. El problema está en confundir una cosa con la otra.

Cuando se confunde la acción con el estado de conciencia se corre el riesgo de hacer de ello  una verdad, un dogma, una religión,… nos perdemos en los modos.  Es entonces cuando tenemos que recordar que no hay que hacer nada.

Mientras estés girando en el torbellino haz lo que creas que tengas que hacer para romper la coraza de la mecanicidad inconsciente, no se trata de buscar fuera que algo o alguien te lo diga, si no entregarte totalmente a aquello que haces, siguiendo el impulso de tu corazón, si tu corazón que dice que te muevas… muévete, si te dice que pares…para, si quieres ayunar… ayuna, si quieres comer…come, si sientes el impulso de entregarte a la acción social… entrégate sin reservas, y si tu corazón te llama al retiro y a la contemplación… sumérgete en ello.

Pero sobre todo, hagas lo que hagas hazlo con total sinceridad… con total sinceridad. 

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

EL GOZO DE VIVIR

 NIÑOSLa vida sólo es la expresión, el despliegue en la existencia de un potencial.

Puede ser que me identifique con lo que se manifiesta en ese despliegue del potencial que es la existencia y creer que la finalidad de la vida es “llegar a ser” completo… algún día, en algún momento…  o puede ser que  mi identidad esté en ese foco potencial, YA SOY y ahora me expreso en la existencia.

Es muy distinto una cosa de otra, en el primer caso es muy importante lograr cosas, conseguir objetivos, se está en lucha, en búsqueda, en carencia, persiguiendo un objetivo inalcanzable, “tengo que llegar a ser”, pero cuando parece que estoy cerca de conseguirlo, lo pierdo, se acaba, se pasa de moda, se termina, o me muero… la vida es una lucha constante, porque no basta con conseguir, siempre falta algo más, siempre más y luego hay que conservar lo logrado, protegerse y a la vez obtener el reconocimiento de ese mundo exterior caprichoso y cambiante que en cualquier momento te da la espalda, y lo más duro de todo esto es que en cada momento está en juego nada más y nada menos que mi identidad, el ser o no ser.

Imagínate ahora tu vida si liberas tus acciones de la necesidad de demostrar nada, si sabes que nada puede menguar o aumentar tu grandeza, si tu noción de ser no está sujeta al reconocimiento exterior, si tu valor no necesita ser demostrado, ni revalidado… eres y eso basta.

En este caso la vida es gozosa, no tienes nada que perder, lo que eres lo eres desde antes de la existencia y lo seguirás siendo después.

Piensa por un momento para qué vale un recién nacido,… realmente no vale para nada, no sabe hacer nada,  es completamente inútil y tampoco ha demostrado nada, ni tiene nada…,recien nacido

Sin embargo cuando vemos un recién nacido no podemos dejar de maravillarnos, de ver su grandeza, de sentirlo y saberlo valioso, simplemente porque ES, reconocemos un valor en sí mismo sólo por SER.

Cuando contemplamos un recién nacido no podemos confundirlo con sus logros porque no tiene ninguno, sin embargo su presencia nos conecta con algo que no se puede definir, la belleza que contemplamos en él va más allá de sus rasgos, de su forma.

Luego, poco a poco empezamos a proyectar en él nuestros miedos, nuestras frustraciones, nuestros sueños, nuestras ideas… y perdemos de vista a eso único, indescriptible, indefinible. Entonces el niño, que no es autoconsciente, empieza a perderse con nosotros, pero se pierde porque nosotros estamos perdidos, empezamos a querer que sea el más guapo, el más listo, el más gracioso, el más hábil… y empieza la lucha por “llegar ser”, olvidándose de que Ya ES.

Tal vez sea el momento de recuperar el gusto por la vida, el gozo de vivir, ¡vivir por vivir! perder el miedo a la experiencia nueva y desplegar sin trabas el potencial que somos.

Recobrar la conciencia de nuestro valor “Yo Soy”, eso inexplicable que se reconoce en el recién nacido y que es lo que puede hacer de nuestra vida una experiencia gozosa.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

MEDITAR

perroLa meditación es algo simple, tan simple como parar, descansar por un momento de caminar para llegar algún día a alguna parte, descansar de buscar algo distinto a esto que hay, abandonar la lucha, rendirse a la manifestación de la vida en este instante.

Meditar es silencio en la mente, quietud en el cuerpo, paz en el corazón.

Pero fíjate bien, meditar es eso, no la búsqueda de la idea que tengo de silencio en la mente, de quietud o de paz.

Meditar no es  buscar, es rendirse. Cuando buscamos es que algo dentro de nosotros nos dice que esto no está bien, que no es “lo bueno”, que hay algo mejor, algo que está por alcanzar y es así como nos alejamos del único momento donde podemos encontrar eso que anhelamos, el ahora.

Meditar no es buscar, es abrirse al encuentro con la vida, porque es en ese encuentro donde fluye, se hace manifiesta la conciencia incondicionada, lo no manifestado: silencio, paz, quietud.

Meditar no es buscar, es estar aquí y ahora, sin historia en la que refugiarse y sin futuro en el que escaparse, vivir plenamente esto que ocurre ahora, una acción, un pensamiento, una emoción.

Meditar es descubrir este momento, zambullirte en él, independientemente de lo que esté ocurriendo, no son los contenidos lo que importa sino el momento. Los contenidos son cambiantes pero es a través de ellos que accedemos a eso que no cambia, que no es otra cosa que ese  silencio…  quietud… paz…

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

LA CASA DE HUÉSPEDES

posadaEsto de ser humano es como una casa de huéspedes.

Cada mañana hay nuevos visitantes.

Una alegría, alguna depresión, alguna mala intención,
una toma de consciencia momentánea, llegan
como una visita inesperada.

¡Da la bienvenida y recibe a todos!
Incluso si se trata de una multitud de dolores
que desvalijan completamente tu casa.
aún así, trata a cada huésped con honorabilidad.

Quizás estén limpiándote
Para que recibas alguna nueva fortuna.

A ese oscuro pensamiento, a la vergüenza, a la malicia,
recíbelos en la puerta con una gran sonrisa,
e invítalos a pasar.

Sé agradecido con cualquiera que llegue,
porque cada uno ha sido enviado
como una guía desde el más allá.

                                                                Rumi

 

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios