Y SEGUIMOS CON LA MIRADA


.

La foto que encabeza esta entrada es uno de esos dibujos en 3D. Si lo miras desenfocando la mirada y mantienes un poquito mientras todo se pone borroso, de repente aparecerá ante ti una imagen en relieve, descubriéndote formas nuevas contenidas en lo que antes parecía una mancha o una especie de borrón medianamente organizado. Y lo más curioso de todo es que la imagen parece iluminarse, de hecho la imagen que se ve en relieve tiene mucha más luz que la imagen plana.

Es justo eso lo que ocurre con la atención, cuando aprendemos a dirigirla a los acontecimientos y la mantenemos sin quedarnos hipnotizados por su apariencia, entonces primero es como si todo se desenfocara, no vemos nada, no entendemos nada, parece que nada cuadra ni con lo viejo, ni con lo nuevo, pero de repente surge una comprensión, somos capaces de ver algo nuevo en esa situación, es como si se nos mostrara la verdad que encierra, entonces todo cambia, cambia la interpretación y cambia el modo de relacionarnos con aquello que percibimos, porque evidentemente estamos viendo otra cosa. Cuando esto ocurre se ha producido el milagro, el Mundo Nuevo se manifiesta, lo hacemos nosotros presente a través de nuestra mirada. Realmente como en el dibujo, todo está ya ahí, sólo es cuestión de percibirlo.

Antonio Blay dice que sólo podemos vivir la realidad que somos capaces de reconocer, por tanto si queremos vivir una realidad distinta, tenemos que empezar por descondicionar nuestras percepciones, hacernos sensibles a lo invisible.

Como decía Galeano hablando con los 15M en Barcelona, el Mundo Nuevo está dentro de este, y yo digo, sólo tenemos que verlo.

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Y SEGUIMOS CON LA MIRADA

  1. Mari Carmen dijo:

    Está «guay», me quede enganchada, Gracias por el regalito Mati

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *