EL SILENCIO ES EL REGALO

A veces, cuando miro un árbol, una flor, el mar, la montaña,… algo me estremece, siento que me ensancho y me inunda la calma… miro esas formas y conecto con algo que me desborda…

Silencio…

Y es que el árbol, la flor, el mar o la montaña, no esconden su Silencio.

La vida está entretejida en el Silencio, siempre disponible, accesible, inaparente y poderoso.

El Silencio es el regalo.

Palabras, explicaciones, formas, experiencias… son sólo el envoltorio.

¡Cuánto tiempo llevamos quedándonos prendidos del envoltorio y desechando el regalo!

Ahora, aquí, en este instante, hazte sensible al Silencio que sostienen estas líneas…¡¡ Ese es el regalo!!

 

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a EL SILENCIO ES EL REGALO

  1. Manuel Martín dijo:

    Excelente reflexión sobre el silencio Matilde, efectivamente voy descubriendo personalmente que el silencio es un regalo.
    En el silencio podemos profundizar y conocernos a nosotros mismos, podemos descubrir las infinitas posibilidades que alberga nuestro inconsciente… Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *