EL SILENCIO ES EL REGALO

A veces, cuando miro un árbol, una flor, el mar, la montaña,… algo me estremece, siento que me ensancho y me inunda la calma… miro esas formas y conecto con algo que me desborda…

Silencio…

Y es que el árbol, la flor, el mar o la montaña, no esconden su Silencio.

La vida está entretejida en el Silencio, siempre disponible, accesible, inaparente y poderoso.

El Silencio es el regalo.

Palabras, explicaciones, formas, experiencias… son sólo el envoltorio.

¡Cuánto tiempo llevamos quedándonos prendidos del envoltorio y desechando el regalo!

Ahora, aquí, en este instante, hazte sensible al Silencio que sostienen estas líneas…¡¡ Ese es el regalo!!

 

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a EL SILENCIO ES EL REGALO

  1. Manuel Martín dijo:

    Excelente reflexión sobre el silencio Matilde, efectivamente voy descubriendo personalmente que el silencio es un regalo.
    En el silencio podemos profundizar y conocernos a nosotros mismos, podemos descubrir las infinitas posibilidades que alberga nuestro inconsciente… Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *