¿ Y SI NO LO CUENTO?

Parece como si las cosas que vivimos sólo tuvieran valor cuando se cuentan, cuando pueden ponerse en modo “historia” o “narración”,  sin embargo vivir este momento es vivirlo, no contarlo, cuando se vive no puede ser contado, cuando se cuenta ya es pasado.

El hecho de contarlo hace que el personaje se vuelva protagonista, sea importante, es la manera que tiene de adueñarse la vida.

En realidad este pequeño yo es sólo una narración, el resultado de un montón de acontecimientos encadenados por una trama, una trama narrativa que lo referencia al pasado y lo proyecta al futuro, sin referencia y sin proyección el “yo” no existe.

Por eso cada vez más intensamente surge la necesidad de contar lo que en muchas ocasiones ni siquiera hemos empezado a vivir, hay que subir la foto de una supuesta experiencia que no me he dado tiempo a tener pero que queda transformada inmediatamente por el gozo que experimenta el personaje imaginando lo que el otro va a sentir cuando lo vea.

Se acercan las vacaciones, ¿Podrías volver de tu viaje sin haber subido una sola foto en las redes? ¿Qué sientes?

Te propongo que justo en ese momento en que vas a sacar el móvil te pares, y rodees de silencio el instante, rodea de silencio el plato que tienes delante, el paisaje, la plaza de la iglesia que contemplas… es sólo unos segundos, lo que se tarda en hacer una foto. Un momento completo.

Deja que en el silencio surja el agradecimiento a la totalidad de ese instante en el que están participando el amigo que esta cuidando tu perro y regando tus macetas, tus padres que se han quedado con tu hijo, el compañero que te sustituye en el trabajo…. No hace falta expresarlo, ni tan siquiera pensarlo, simplemente se trata de reconocer el silencio que sostiene y entreteje este momento… imposible encerrar tanta vida en una foto.

Tal vez luego hagas la foto, tal vez no, tal vez la envíes, tal vez no,…. en cualquier caso te deseo unas felices vacaciones.

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a ¿ Y SI NO LO CUENTO?

  1. Matilde dijo:

    ¡Que razón tienes Matilde ! Estar en silencio consciente es darme cuenta de cómo el yo mental se apropia de lo vivido para subsistir, los patrones que nos empujan a mantener nos desde el pasado y pasar al futuro sin entrar en el campo Real la Prsencia Conscien.
    Gracias por estar ahí iluminando con tus relatos. Abrazos de Matilde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *