SANAR EL INCONSCIENTE SOCIAL

       La necesidad de integrar la sombra, de unificarnos, de buscar condicionamientos ocultos que marcan nuestra experiencia, se ha ido ampliando poco a poco, casi sin darnos cuenta, aunque en estos últimos tiempos la aceleración del proceso es muy significativa.

Hemos estado muchos años sumergiéndonos en nuestro inconsciente individual para sanar traumas de la infancia y comprender nuestra historia.

A lo largo de los años han ido surgiendo numerosos métodos para abordar dicha empresa. Surgen como respuesta a la necesidad cada vez más intensa de buscar una solución a esos conflictos personales que condicionan el vivir cotidiano y marcan eso que llamamos personalidad.

Llegado un momento, cuando la indagación en el inconsciente individual está ya suficientemente generalizada, normalizada e integrada, empieza a aparecer un interés creciente en el conocimiento del inconsciente familiar, de las historias, aventuras, experiencias, gracias y desgracias vividas por la saga a la que se pertenece, para así poder comprender mejor la propia experiencia presente, y lo que es más importante, poder sanar heridas abiertas que se han mantenido ocultas.

Ante esta necesidad aparecen nuevas herramientas, nuevos métodos que ayudan a profundizar y aceleran enormemente el proceso.

Ahora que ya son muchos los que se han atrevido a hurgar en el inconsciente familiar reescribiendo su propia historia, empieza a surgir otra necesidad, la de sanar el inconsciente social y también aquí reescribir la historia.

En este sentido, recomiendo la lectura de un libro que me parece sanador para afrontar viejos fantasmas sociales (que no por viejos son menos vigentes) desde una perspectiva distinta. Se trata de “Imperiofobia y Leyenda Negra” de Elvira Roca Barea. Recomiendo su lectura hasta el final, no tiene desperdicio,  con una mente abierta más allá de cualquier prejuicio ideológico. Pero si no es tu momento, déjalo ahí, tal vez en un futuro más o menos lejano te lo vuelvas a encontrar o tal vez no.

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a SANAR EL INCONSCIENTE SOCIAL

  1. Matilde dijo:

    Gracias por aportar tanta luz en tus escritos, estoy en sintonía con ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *