RECONOCIMIENTO

Imparable avanza, silenciosa e implacable una luz, una vibración se va colando por cualquier mínimo resquicio. Apenas se nota ¡Tan sutil es! … y ¡Tan poderosa!

Mientras, la vida transcurre con sus quehaceres que parecen ajenos a lo que está ocurriendo en sus entrañas, cada gesto, cada palabra, cada acontecimiento pequeño o grande… todo va siendo impregnado de sentido, aún en el olvido, aún en la ceguera de muchos. Hasta la resistencia cumple un papel imprescindible. Y el velo se debilita, surgen vislumbres que apenas podemos contener ¡Tanta es la grandeza!

Y sin saber por qué, un día siento que empuja dentro algo muy intenso que no se puede definir y entonces se me muestra, como si mis ojos quedaran limpios y por fin pudieran VER y miro a mi alrededor…. ¡Tantas personas! ¡Tanto dolor! Y… ¡Tanto Amor!

Y ¡¡VEO!! …

Veo la grandeza disfrazada de carencia, el coraje vestido de sumisión, veo almas grandes por todas partes encerradas en cuerpos pequeños, en historias pequeñas y siento la necesidad de inclinarme ante ellos en un profundo acto de reverencia, de reconocimiento y de agradecimiento.

Hoy solo quiero juntar mis manos y bajar mi cabeza ante ellos, ante ti, sin palabras.

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a RECONOCIMIENTO

  1. Gasho, Matilde, me ha encantado! Gracias por tus palabras, por VER bajo estas apariencias del mundo. Un abrazo

  2. Fátima Pérez dijo:

    ¡TANTO AMOR!
    gracias, gracias, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *